Buscar
  • Gente de Caras

En clave Frutillar

Con renovación en diseño, arquitectura y novedades turísticas, el balneario lacustre también recibe la primavera con la gala del Teatro de Lago y el aplaudido Quinteto de Bronces Canadian Brass.


Es el momento en que el sur de nuestro país marca la pauta cultural. Desde hace doce años la Gala de Aniversario del Teatro del Lago despliega su programación a principios del noviembre para abrir su temporada más fuerte de cara al verano. Con la misión de acercar la música a la región y proyectarla hacia todo el mundo, este jueves 3 de noviembre, se abrirá el telón con la inauguración de la muestra “Arturo Junge, una vida dedicada a la música”: un homenaje a uno de los precursores de las Semanas Musicales de Frutillar y figura gravitante de la cultura en la ciudad. En la misma jornada, el Director de Arte & Educación Teatro del Lago João Aboim, anunciará la Temporada Artística del 2023 para proseguir, el día siguiente, con “Soñadores en escena”. Un espectáculo de la Escuela de las Artes protagonizado por los estudiantes de las áreas de danza, instrumental y coros.


El Cuarteto de Cuerdas Canadian Brass.


BRONCES ESTELARES

El sábado 5 de noviembre es la presentación del reconocido quinteto de bronces Canadian Brass. Con más de 40 años de carrera musical y una discografía de más de 130 producciones, son dueños de un repertorio que incluye desde obras del Barroco hasta jazz, pasando por géneros como el Big Band, Broadway y canciones populares bajo originales arreglos orquestales. Sus integrantes son Chuck Daellenbach en tuba, Brandon Ridenour en trompeta, Caleb Hudson en trompeta, Achilles Liarmakopoulos en trombón y Jeff Nelsen en trompa.

“Estamos felices de celebrar nuestros 12 años de vida junto a una banda con más de 40 años de historia que, por primera vez, visita nuestro país. Una agrupación que cuenta con una mística especial sobre el escenario y crea una relación con el público realmente atractiva. Son maestros en llevar la música de bronces a grandes audiencias”, sostiene João Aboim, Director Arte & Educación Teatro del Lago, sobre esta esperada presentación.


El Teatro del lago comanda la oferta cultural todo el año.

NAVEGACIÓN Y UN HOTEL BOUTIQUE

Como es tradición, la música y la cultura maran el calendario estival en la zona, pero también el segundo lago más grande de Chile ofrece panoramas que van de aguas termales con vista al volcán Osorno o navegaciones como las que realiza diariamente el catamarán Bandurria.

Más de 45 minutos a bordo de una moderna embarcación de dos pisos, desde donde se puede observar la arquitectura de Frutillar, con hitos como los campanarios de las iglesias católicas y luteranas. A bordo, servicio de café caliente, chocolate y otras preparaciones gourmet, mientras un audio guiado relata la historia de la ciudad lacustre que, con el tiempo, se ha convertido en capital musical del continente. El matrimonio compuesto por Francisco Jiménez e Isabel García Melín, han recuperado con este proyecto el antiguo oficio de la navegación del lago. Un panorama imperdible, sobre todo si se quieren tener otras vistas más cercanas al imponente volcán. (www.catamaranbandurria.cl)



Isabel García Melín, capitana del Catamarán Bandurria.

El estilo de los colonos alemanes en Hotel Ayacara


.

Pasita Bezanilla, Polo Luisetti y sus hijos. Fieles a Ayacara.


Muy cerca del muelle y del Teatro, Casa Ayacara se confirma como un referente de la tradicional arquitectura de Frutillar. Muy en sintonía con el sello de las antiguas casas de los colonos alemanas, fabricadas en madera y con distintas alturas, este encantador hotel posee ocho habitaciones. Cada una de ellas, con distinto carácter, cuidada decoración en impresionantes vistas al lago y al volcán. Sus desayunos tienen el mejor café de la zona junto a preparaciones dulces como kuchenes de frambuesa o manzana, completan una experiencia de buen gusto y múltiples detalles en la decoración. (www.casaayacara.cl)


GEOTERMIA Y DISEÑO CONTEMPORÁNEO

En el mismo bordelago, en el llamado Camino los Bajos, Mario Hermosilla y Luciana Misi nuevamente sorprenden con sus proyectos turísticos. Esta vez, compraron un terreno en pendiente cubierto de quila y, luego de cinco meses limpiando, ordenando y preservando árboles nativos como tepas y alerces, desarrollaron un spa con seis piscinas geotérmicas y aerotérmicas capaces de temperar el agua hasta cerca de los 40 grados. Así nació Cancagua, un espacio cuyo nombre hace alusión a las piedras que, después de siglos de erupciones, formaron el lecho para el lago Llanquihue. Las mismas que también se usan para hornos y asadores por su gran capacidad de mantener el calor.


Mario Hermosilla y Luciana Misi con sus hijos, en Cancagua.

Las vistas al lago y la ciudad en Cancagua.


A sólo dos kilómetros del corazón de Frutillar, Cancagua ofrece otros servicios de relajación y bienestar, como masajes y clases de yoga, además de servicio de tablas gourmet y pisco sour elaborado con miel de ulmo. Para Mario Hermosilla se trata de una experiencia de desconexión en profunda armonía con la naturaleza. “La idea es regalarse un espacio para uno mismo, o hacer un regalo a otro, con el fin de salir de la locura del día a día”.

Con acceso directo a la playa, también es un lugar para nadar, meditar o para aventurarse en una jornada de kayak. Ahora si el plan es el absoluto descanso, hay palapas sureñas y paravientos para refugiarse de la lluvia o del sol. (www.cancagua.cl)



Angélca Posada, de hotel Apart Boutique Anoka.

Diseño contemporáneo en Anoka.


A menos de tres kilómetros, el Hotel Apart Boutique Anoka posee una de las arquitecturas más vanguardistas de la zona. Una imponente construcción, también a pocos pasos del Teatro del Lago, que comenzó a levantarse durante la pandemia. En total, diez acogedores departamentos full equipados que reflejan las líneas externas del lugar. Cinco de ellos funcionan como estudios con capacidad para dos o tres huéspedes, mientras que los otros cinco -en formato de lofts-, pueden recibir hasta cuatro personas. Con refinadas terminaciones, cocina de última tecnología y detalles que irradian la identidad de la zona, su impronta es la de un espacio diseñado en función de una absoluta armonía. Para Angélica Posada, al frente del proyecto, “se trata de un apart hotel que invita a una experiencia de comodidad, desconexión y de disfrutar del entorno, a sólo pasos del lago. Ideal para los que vienen a conocer Frutillar, sus paisajes, gastronomía u oferta cultural”, sostiene. Ahora, si la idea es celebrar, también hay un quincho, obviamente de diseño, disponible para aquellos pasajeros que quieren extender la jornada bajo los ñirres y la lluvia que siempre aparece como si fuera parte del repertorio habitual de la ciudad más musical de Chile. www.anokaboutique.cl.

El embarcadero para el catamarán Bandurria.


93 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo